Certificación
ISO 9001
SFAM

Un compromiso de calidad

Comprometida con un enfoque de calidad, SFAM ha decidido estructurar su sistema y su política de gestión de calidad de conformidad con el sistema de referencia ISO 9001: 2015, con el fin de mejorar su funcionamiento, desarrollar su productividad y aumentar la satisfacción del cliente. Para ello, SFAM ha fijado objetivos cuantificables para moderar y controlar los principales procedimientos y operaciones de negocio del grupo.


Un procedimiento aplicado por el grupo

En 2018, SFAM obtuvo la certificación ISO 9001: 2015. Esta norma demuestra los esfuerzos llevados a cabo por el grupo en aras de la mejora de sus procedimientos, orientados hacia la satisfacción del cliente. y todas las demás partes que pueden entrar en contacto con ellos. Asimismo, demuestra la conformidad del sistema de calidad con respecto a las normas y legislaciones en vigor.

La estrategia de gestión de calidad de SFAM se define y aplica en base a cuatro pilares principales, que tienen en cuenta a las partes interesadas, así como a la gestión de riesgos y de oportunidades eventuales:

  • • incrementar la clientela mediante la integración de grandes cuentas en nuestra estrategia;
  • • mejorar de forma continua el sistema de gestión de calidad;
  • • aumentar la satisfacción de nuestros clientes;
  • • obtener y conservar la certificación ISO 9001: 2015.

Estos pilares son objetivos cuantificables sobre los que se realiza un seguimiento a través de indicadores de rendimiento. Permiten confirmar la pericia, las competencias y los recursos de SFAM en materia de gestión de calidad.


Una política prioritaria compartida por todos

Para alcanzar estos objetivos, SFAM se ha comprometido a priorizar las exigencias de sus clientes mediante la respuesta a sus expectativas y necesidades, la utilización de los medios necesarios en política de calidad y la mejora continua de su organización. En el seno del grupo, se ha nombrado a un responsable del seguimiento del sistema de gestión de calidad. Como parte de sus funciones, se encarga de respaldar la gestión e informar de los resultados. No obstante, esta política de calidad debe pensarse como un enfoque general, colectivo y participativo, integrado por completo en la estrategia y las actividades del grupo. SFAM alienta a todos los colaboradores, de todos los niveles de responsabilidad, a implicarse para garantizar la obtención y conservación de la certificación ISO 9001: 2015, una certificación que reafirma su compromiso riguroso en acciones y servicios de calidad.